FOTOGRAFÍA DE NATURALEZA, CONSERVACIONISMO, UN GRAN PROYECTO PARA EL 2016

Ya se cerró la cumbre por el clima. El COP21 de Paris ya tiene sentencia. Podríamos decir que podía haber sido mucho peor. Podríamos decir que podría haber sido mucho mejor. Seamos positivos y veamos el vaso medio lleno que no vacío por completo.

cop21_2
El acuerdo de Paris entrará en vigor en el 2020, pero los científicos nos explican que para alcanzar la meta global que limite el calentamiento a 1,5 °C o que no exceda los 2°C, las emisiones deben alcanzar su límite máximo antes de 2020 y después reducirse de manera drástica. Aquí podéis ver un breve resumen de los acuerdos.

 

Pinchar la imagen para ampliar

Es un acuerdo importante, es un primer paso, y peso a todo, debemos estar contentos pero sin echar los cohetes al vuelo. No podemos pedirle a los gobiernos internacionales un esfuerzo mayúsculo si los ciudadanos de a pie no apoyamos en este camino que tenemos por delante. Debemos seguir a nuestro nivel pidiendo a los gobiernos más impulsos, más subvenciones por energías renovables, pero debemos pedirnos a nosotros mismo más respeto por el medio ambiente, mayor divulgación entre la ciudadanía y mayor educación medio ambiental. Todo debe empezar desde abajo, desde los cimientos. Aqui os dejo el informe completo para todos aquellos interesados en sus lectura

COP21

PINCHAR PARA ABRIR PDF

Los fotógrafos de naturaleza tenemos una tremenda herramienta entre las manos para concienciar, educar y preservar. Sin naturaleza nuestro significado como fotógrafos queda reducido a la nulidad. Todos y cada uno de nosotros, a su correspondiente nivel, debemos perseguir con nuestro trabajo esta preservación. No es un reto, es una necesidad y nosotros tenemos una gran arma con el que luchar gracias a nuestras imágenes.

La inmensidad y grandiosidad de la naturaleza frente al fotografo

Sé que la meta parece lejana e imposible, pero si alguien quiere metas fáciles y alcanzables, antes de empezar ya habrá fracasado. Se acerca el final de año y que mejor proyecto para plantearse en el 2016.

 

Amigos, compañeros amantes de la naturaleza y la fotografía, disfrutar de esta pasión, disfrutar de la naturaleza como nunca, pero disfrutar también de luchar por ella. Dejemos por un momento, un día a la semana tal vez, de pensar en nosotros y pensemos más allá. Demos un paso fuera de nosotros y trabajemos por la naturaleza.

La misión del fotografo de naturaleza es, entre otras, la divulgación y defensa de los ecosistemas

 

Sobre tierra, bajo el agua, todos debemos de contribuir en la preservación de los ecosistemas

Sobre tierra, bajo el agua, todos debemos de contribuir en la preservación de los ecosistemas

PRESERVACION, CONCIENCIACIÓN Y EDUCACIÓN

anagrama_low

CUANDO EL FOTÓGRAFO DE NATURALEZA SE CONVIRTIÓ EN FOTÓGRAFO PORNOGRÁFICO

Termina el año y el balance no es muy positivo que se diga. Personalmente no me quejo, pero me aterra lo que está pasando. Esta especie a la que pertenezco está cada vez más cerca del Homo erectus que del Homo sapiens. Cuanto más nos desarrollamos, más nos alejamos de nuestro pasado, más nos imbuimos en nuestro ego y más perdemos el camino que nos lleva a un buen final. La barbarie y la sinrazón contra el planeta están llegando a límites que rozan lo esperpéntico. Si a nivel global estamos dando pasos gigantes hacia atrás, aquí en España, la cosa es aún peor. Osos, lobos, aves carroñeras, litorales, salud de los mares, ríos… un auténtico despropósito.

Vivir en armonía con el planeta genera de manera espontánea respeto por la naturaleza. Las tribus más remotas en contacto directo con la naturaleza respetan su entorno y viven en equilibrio con ella. La naturaleza asegura su supervivencia. Los más jóvenes aprenden esta máxima desde jovencitos. La tierra les da la vida.</p><p>[pinchar la foto para ampliar]

Debemos de recuperar los valores que antiguas sociedades tenían para con la naturaleza. Las sociedades más ricas en valores han respetado el medio ambiente permitiéndoles vivir en equilibrio con la naturaleza a la vez que aprovecharse de los bienes que les ofrece ( sin agotarlo ni destruirlo).

La sociedad se aleja cada vez más del valor verdadero que la naturaleza tiene. Las familias pasan más tiempo en los centros comerciales con sus crianzas que mostrando a sus cachorros la grandiosidad de los bosques, océanos o ríos. Que lejos estamos de nuestros orígenes…

Por muy modestos y humildes que parezcan su riqueza se encuentra en su alma y en sus valores.  [pinchar la foto para ampliar]  Las sociedades tradicionales y sus "mayores" siempre vivieron en sintonia y equilibrio con la naturaleza.

El mundo de la fotografía de naturaleza no está exenta de estos males. Los origines de los fotógrafos de naturaleza estaban estrechamente ligados a fines conservacionistas. Divulgando, luchando por y para la conservación de los ecosistemas cuando estos en pleno desarrollo industrial, empezaban a vislumbrar un claro deterioro. Los grandes nombres de los fotógrafos de naturaleza son imposible separarlos de su único fin. La utilización de la fotografía como medio de denuncia y lucha por la conservación de las especies y sus ecosistemas.

Hoy en día la sociedad está lejos, muy lejos de estos valores. Los fotógrafos de naturaleza están contagiados de la misma enfermedad. Son pocos (contados con los dedos de la mano) los que anteponen el objetivo original de la fotografía de naturaleza a su propio enaltecimiento personal. Estamos tan lejos de los valores iniciales e intrínsecos de esta actividad, que la sociedad de la fotografía de naturaleza ha dejado de utilizar la fotografía como herramienta conservacionista para conseguir únicamente resultados banales y coloristas que ensalzan al pseudo-fotógrafo por encima de su valor. Las redes sociales han dado voz a lo peor (por desgracia “lo mejor” del ser humano suele ser difícil de encontrar en estos lares). Estos nuevos canales de comunicación han puesto voz a la mediocridad y la han ensalzado por encima del trabajo, la perseverancia y la bondad. Los “likes” se compran dando “likes”, y el valor del fotógrafo no se mide por su trabajo original y el fin al que se dedica sino por el número de “likes” y cuan colorista sea su “creación infográfica”. Hemos montado una endogamia de la que nada bueno puede salir. Palabras como “fotón”, “maestro”, “eres el mejor” se repiten hasta la saciedad, tanto y tan mal usadas que incluso han perdido su valor. Todos estos aplausos “low cost” que se regalan de forma aleatoria y altruista, se dan por un solo motivo. Mañana obtendré un “like” de la persona a quien he regalado tan maravillosas grandilocuencias. Yo te doy, tú me das. Esta forma de comportamiento está más cerca de una película pornográfica que de un acto fotográfico. Estos desconocidos y/o “amigos” electrónicos acaban realizandose felaciones digitales que ni el más perverso guionista de cine pornográfico hubiera creado (que bueno eres; tu sí que eres bueno; no tu más…). La red social se ha convertido en una gran película pornográfica fotográficamente hablando. La “gran orgia”, pienso que sería un buen título.

Esta nueva hornada de “fotógrafos pornográficos” más preocupados por ellos mismos que por el medio, es un fiel reflejo de la sociedad. No importa el cómo y el porqué. Lo importante es el “Yo”. Una nueva palabra abarrota las redes. “SELFIES”, o fotos que uno se toma a sí mismo para mostrarse a la sociedad ensalzando los valores del si mismo (disculpadme la redundancia, pero es que con tanto yo mismo ya no sé qué poner). El fotógrafo de naturaleza ha dejado de lado el monte, el bosque, los mares para hacerse selfies gracias a la naturaleza. Sus fotos no reflejan la naturaleza, sino su desbordado ego. A los pies de sus fotos ya no existen las denuncias y el trabajo de campo dejo de existir para anunciar a bombo y platillo medallas, laureles, diplomas, premios, títulos, bandas, coronas, pendientes y collares, acompañados de un sinfín de vanaglorias que lo único que hacen es alejarle más aun del propósito original del fotógrafo de naturaleza. Dejaron de ser fotógrafos de naturaleza hace mucho tiempo y se convirtieron en esclavos de los “likes” y los “actos pornográficos entre colegas”.

Por mi parte, y como siempre, ya que estas letras son una opinión personal, seguiré luchando y trabajando por y para la naturaleza. Con perseverancia y sin desfallecer, por muchos golpes que las noticias te den o por muchos reveses que obtenga. Mi herramienta de trabajo para conseguir el fin: la fotografía utilizada como herramienta por la defensa y conservación de los ecosistemas.

Vivir para uno mismo es perderse la vida. Cuando más pendiente estás de ti, menos pendiente estas de los demás y de lo que te rodea.

AL OTRO LADO DE LA REJA

BIR250714_623-Editar

Una reja tiene dos lados y tú decides donde situarte. ¿Cómo saber en qué lado de la reja estas?

Vivimos en un mundo donde el triunfo fácil, el todo vale, la disculpa, el error y la falsedad campan a sus anchas, hasta diría que triunfan. Pero lo que no tengo duda que es un triunfo pasajero. Una fugaz apariencia de éxito. Las redes sociales elevan al olimpo de los dioses a vulgares personajes, perdidos de cualquier otro modo en el anonimato de su ineptitud. Ahora hacemos “amigos” de Facebook y sin tan siquiera conocerlos los tratamos de excelentes personas, grandes maestros o aspirantes al premio nobel de cualquier disciplina. Tras el “muro” de Facebook se esconden ladrones, pillos, ratoneros, farsantes, mangantes, mentirosos y trúhanes. Principalmente mentirosos que muestran su verdadera aptitud tergiversada por la tecnología. Y aplaudimos a rabiar y defendemos a morir al mentiroso que se esconde tras el muro de  Facebook mostrando solo lo que tecnológicamente quiere mostrar. En realidad deberíamos aplaudir a la tecnología y no al mentiroso, pues ha conseguido vestir a la mona de seda, a crear agua en el desierto, a crear verde donde no hay agua y a hacer parecer que una fotografía vulgar esté a la altura de una obra de Cartier Bresson, cuando la realidad, sin la aplicación de la tecnología, la sitúa mas cerca de un bebedero de gorrinos serranos.

La tecnología no juega a favor del esfuerzo, la constancia, la verdad, la educación, la excelencia, juega a favor del mentiroso, del truhan, del pillo, pero esto es solo un triunfo fugaz, un día de gloria en su vacía existencia. Él aún no sabe que está en el lado equivocado de la reja porque sus palmeros, sin darse cuenta, no aplauden al “maestro” sino a la tecnología que ha creado de la nada a un nombre fugaz.
Sé en qué lado de la reja estoy, en el de la educación, el esfuerzo y la tenacidad. Por favor…que nadie aplauda, guardaros los aplausos para el truhan.

MODUS VIVENDI

BIR240714_473-Editar

Hemos antepuesto el desarrollo personal sobre valores que deberian estar por encima de nuestros objetivos personales. El equilibrio de la actividad humana con el bienestar del planeta es un fracaso.

Buscamos a corto plazo el bienestar del hombre sin tener en cuenta el bienestar del planeta. Ambos estan ligados y la separacion de los efectos no hace sino contribuir cada vez mas a una divergencia del bienestar real en el futuro. Cuanto mas buscamos el bienestar personal sin tener en cuenta otros aspectos medioambientales, mas cortoplacista son nuestros planteamientos. Es el “modus vivendi” de la sociedad actual a todos los niveles, politico, economico y como no, social. Todos somos culpables y mirar a otro lado no es la solucion.